Secure Access Service Edge (SASE)

Secure Access Service Edge, or SASE, is an emerging cybersecurity concept. In this video, you understand how the key capabilities of SASE address the demands of growing network sprawl and the challenges of digitally transforming your business.

Versa for Work-From-Home

Versa has made it simple for organizations to offer Secure SD-WAN for Work-From-Home users on home appliances or working from anywhere.

 
 
Top Energy Firm Achieves Comprehensive “Work-From-Anywhere” with Versa SASE

A large, publicly traded energy company operating in all areas of the oil and gas industry has dramatically simplified their network stack and realized huge cost savings with Versa SASE.

 
Availability and Buying Options in the Emerging SASE Market

EMA evaluates the different SASE vendors and their approaches to architecture, go-to-market, and support for their cloud-delivered and hybrid services.

 
Versa Networks - Explained in 1 minute

Learn about the Versa Secure SD-WAN solution in a high-level, one minute overview.

Versa SASE (Secure Access Service Edge)

SASE is the simplest, most scalable way to continuously secure and connect the millions points of access in and out of the corporate resources regardless of location.

 
Versa Secure SD-WAN – Simple, Secure, and Reliable Branch to Multi-Cloud Connectivity

Versa Secure SD-WAN is a single software platform that offers multi-layered security and enables multi-cloud connectivity for Enterprises.

Secure SASE para el sector de servicios financieros

La disponibilidad y el rendimiento son  clave para tener éxito

En la era de lo digital primero, los clientes buscan un acceso rápido todo el día, todos los días, a los servicios financieros, ya sea para hacer depósitos, recurrir a préstamos, solicitar seguros, hacer inversiones o revisar estados de cuenta. Para convencer a estos clientes experimentados en tecnología, las organizaciones de servicios financieros (como los bancos, las cooperativas de crédito, las aseguradoras y las empresas de hipotecas), con el paso de los años, han innovado constantemente con capacidades digitales para atraer clientes.

Para desarrollar la credibilidad de las marcas y una base de clientes amplia, a menudo promovida por las interacciones humanas, las empresas de servicios financieros están ampliando sus redes de oficinas de sucursales físicas a áreas remotas con el fin de ofrecer más disponibilidad a los clientes sin sacrificar el rendimiento.

Proteger las transacciones sin sacrificar la velocidad

Para que los empleados puedan acceder de inmediato a las aplicaciones y a los datos en todas las sucursales, las empresas de servicios financieros están moviendo rápidamente las cargas de trabajo a la nube.

Sin embargo, el uso extenso de la nube y el aumento en las interacciones digitales han disparado el consumo del ancho de banda, lo que saturó en gran medida las redes WAN. Las redes WAN heredadas que funcionan en líneas de MPLS y transportan el tráfico por la red de retorno a los centros de datos no cumplen con estas demandas crecientes, lo que provoca cortes frecuentes de la red y un rendimiento de las aplicaciones menor. Los empleados y los clientes que intentan acceder a las aplicaciones fundamentales desde los centros de datos de la sede central, los sitios alojados en la nube y los sitios proporcionados con SaaS deben lidiar con demoras en el acceso y transacciones financieras increíblemente lentas.

Para usar y proteger las redes WAN, las empresas de servicios financieros generalmente invierten en varios dispositivos de hardware de redes y seguridad. Pero esta práctica solo ha dado lugar a una seguridad fragmentada, lo que hace que toda la red sea más complicada para que las empresas administren, monitoreen y respalden con eficacia los nuevos servicios y las nuevas implementaciones de las sucursales. El cumplimiento de las normas es otro desafío: configurar y actualizar manualmente diferentes dispositivos de seguridad para cumplir con las estrictas normas de privacidad de los datos (como la GDPR de la UE, y la CCPA y la FINRA de los EE. UU.) son tareas arduas que consumen mucho tiempo.

Cómo la solución de SASE permite la transformación


Para resolver los problemas de las redes, las empresas de servicios financieros están buscando soluciones de redes modernas resistentes que les permitan respaldar de inmediato las demandas de ancho de banda y rendimiento cambiantes y que les brinden agilidad para implementar y administrar con facilidad las sucursales nuevas mientras, a la vez, mantienen la confidencialidad y seguridad de la información financiera.

Secure SD-WAN hace todo esto y mucho más. El costo, el tiempo y la complejidad de eliminar la infraestructura de red existente no deberían ser necesarios. La superposición de una SD-WAN puede ser rentable e implementarse con rapidez, además de funcionar junto a la infraestructura heredada.


Red siempre disponible

Secure SD-WAN reduce los costos del ancho de banda al agregar varias conexiones de cualquier tipo, como MPLS, banda ancha, 4G inalámbrico y LTE. Al aprovechar todo el ancho de banda disponible y adaptarse de forma automática a las condiciones de las redes, Secure SD-WAN dirige el tráfico por la mejor ruta en todo momento. Esto aumenta la confiabilidad de la aplicación y mejora la calidad de la experiencia del usuario. Secure SD-WAN les permite a las empresas de servicios financieros ofrecer más servicios, admitir grandes volúmenes de tráfico y respaldar las microsucursales con instalaciones de telepresencia, lo que da lugar a ahorros de costos significativos.

Rendimiento de las aplicaciones alto

La arquitectura de Secure SD-WAN integra la inteligencia de las aplicaciones, lo que permite una inspección profunda del paquete por parte de la red, más allá de la fuente y el destino. Secure SD-WAN comprende los requisitos de las aplicaciones y el contexto asociado a ellas para proporcionar un aprovisionamiento de las aplicaciones rápido, confiable y seguro, independientemente de las condiciones de la red. La capacidad de reconocimiento del contexto les permite a los empleados y a los clientes disfrutar de transacciones financieras más rápidas, transferencias más rápidas, descargas de archivos pesados (CIFS), y servicios ininterrumpidos.

Control y administración centralizados

Con un control y administración centralizados, Secure SD-WAN simplifica significativamente el monitoreo y la implementación de la WAN. Mediante el uso de flujos de trabajo simples impulsados por plantillas, elimina las tediosas configuraciones propensas a errores. Con una implementación de cero intervención, el equipo de TI puede implementar correcciones, poner en marcha actualizaciones de políticas y cumplir estrictamente con las obligaciones reglamentarias en todas las sucursales desde un solo orquestador central de una sola vez. Secure SD-WAN también ofrece una visibilidad granular profunda de las aplicaciones, los dispositivos y los usuarios para detectar y resolver anomalías de inmediato. Con una SD-WAN basada en la nube y una implementación de cero intervención, las empresas de servicios financieros pueden mantener con facilidad sus complejas redes, propagar con rapidez nuevas oficinas remotas, y simplemente conectarse instantáneamente a los servicios en la nube. Esto resulta especialmente útil durante las fusiones y adquisiciones cuando ambas empresas deben hacer una transición a un nuevo modelo e integrar varias sucursales de las dos.

Conectividad segura

Secure SD-WAN ofrece una seguridad completa integrada. Esto ayuda a las organizaciones de servicios financieros a brindar seguridad a los datos almacenados en las aplicaciones en la nube y evitar la red de retorno del tráfico en la nube al centro de datos, lo que permite ahorrar una gran cantidad de ancho de banda. La segmentación de Secure SD-WAN le permite a TI consolidar de forma segura diferentes entornos físicos en una sola red. De esta manera, es posible respaldar y brindar seguridad a diversas líneas de servicios, tales como TI, wifi para invitados, cajeros automáticos y agencias de seguros móviles abiertas al acceso público con prioridades definidas para cada una en una infraestructura compartida, al tiempo que se mantiene la administración y el control.